Anuncio

sábado, 12 de noviembre de 2016

Injerencia de Washington en Bolivia


Luis Fernando Gonzales Guardia*   
 
La intromisión norte-americana en Bolivia es puesta en evidencia por periodistas, intelectuales y ciudadanos.

Hoy en día son imperceptibles pero están latentes las connotaciones de estrategias avanzadas de la Guerra de Cuarta Generación, enmarcadas en la guerra psicológica, la manipulación informativa, la desinformación y el control de los medios de comunicación, con un influjo gravitante en el internet y las redes sociales.


La intromisión norte-americana es puesta en evidencia por periodistas, intelectuales y ciudadanos.

El periodista estadounidense Benjamín Dangl aseguró que hubo injerencia de Washington en los conflictos (...)

El periodista estadounidense Benjamín Dangl aseguró que hubo injerencia de Washington en los conflictos dirigidos a la desestabilización del gobierno de Evo y la intentona separatista de los departamentos del oriente de Bolivia, cuyos planes se ejecutaron a través de un golpe cívico prefectural impulsado por la oposición el año 2008.

Subversión anti-democrática del 2008

En una entrevista publicada en el medio alternativo internacional Kaosenlared.net, Dangl afirmó que “después de la elección de Evo el 2005, y después que asumió la presidencia el 2006, Estados Unidos continuó este tipo de presión, a través de la embajada de EE.UU. en La Paz, y también de varios proyectos de financiamiento a ONGs, a políticos, y miembros de la oposición boliviana” (1).

La prensa reflejó las frecuentes reuniones del embajador estadounidense, Philip Goldberg, con los prefectos de la oposición de derechas el año 2008.

La prensa reflejó las frecuentes reuniones del embajador estadounidense, Philip Goldberg, con los prefectos de la oposición de derechas el año 2008. Por ejemplo Goldberg se entrevistó con el prefecto cruceño Rubén Costas el 21 de agosto; esta cita fue ventilada por el periódico cruceño El Deber (2). Asimismo los medios televisivos registraron el ingreso del embajador y el prefecto al lugar de la junta a puerta cerrada, sin acceso a los medios de comunicación (3). Debemos hacer notar que Goldberg es experto en planes separatistas, por lo que era jefe de la oficina del Departamento de Estado para Bosnia, en la embajada de la entonces Yugoslavia, cuando este país fue dividido en cinco estados después de una larga y cruenta guerra civil (4).

Estos encuentros se dieron en días previos al golpe cívico prefectural de septiembre del 2008, una “ola de violentas protestas que intentaron desatar el caos generalizado para derrocar al gobierno”(5). La masacre de once campesinos en Pando fue el punto crítico de una serie de actividades subversivas que fueron desde el ataque a instituciones estatales y a la policía en Santa Cruz, hasta operaciones terroristas como el estallido de bombas en la casa del Viceministro Saúl Avalos y del cardenal de la iglesia católica; atentados con explosivos en ductos de Tarija y ocupación de aeropuertos en el oriente.

Por la gravedad de los sucesos, el gobierno decide expulsar del país al embajador Goldberg (6); unas semanas después en defensa del Gobierno y la democracia el movimiento campesino indígena y popular marchó hacia la ciudad de Santa Cruz rodeándolo con un cerco que determinó la derrota de la tentativa golpista (7).

Comprobación de periodistas, intelectuales y ciudadanos

Los investigadores estadounidenses como la abogada Eva Golinger y el periodista Jeremy Bigwood sacaron a la luz documentos secretos.

Los investigadores estadounidenses como la abogada Eva Golinger y el periodista Jeremy Bigwood sacaron a la luz documentos secretos sobre el financiamiento de más de 120 millones de dólares, tan solo, en la estadía de Goldberg durante el 2006 al 2008, a través de la Agencia para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID) y la NED (National Endowment Democracy); la mayor parte del dinero fue desviado a la oposición y a grupos separatistas (8). Estos datos fueron obtenidos mediante la Ley de Acceso a la Información (Freedom of Information Act «FOIA»).

La USAID, la NED y el IRI (Instituto Republicano Internacional) son las principales instituciones que a su vez financian a otras ONGs, fundaciones, partidos políticos y medios de comunicación de países donde hay gobiernos democráticos que no están subordinados a la agenda de Washington. Sin embargo, también existen ONGs, que contribuyen en diferentes áreas sociales.

Constatando estas proposiciones, notables escritores estadounidenses, consideran que estas instituciones son fachadas de la CIA para canalizar recursos con fines injerencistas; de los intelectuales ya nombrados, corresponde añadir al lingüista y filósofo Noam Chomsky, al historiador William Blum y al economista Marc Weisbrot.

Constatando estas proposiciones, notables escritores estadounidenses, consideran que estas instituciones son fachadas de la CIA para canalizar recursos con fines injerencistas; de los intelectuales ya nombrados, corresponde añadir al lingüista y filósofo Noam Chomsky, al historiador William Blum y al economista Marc Weisbrot (9).

Según un escrito de John M. Broder publicado en el diario New York Times, la NED se creó “para realizar abiertamente lo que la CIA ha hecho subrepticiamente durante décadas, gasta 30 millones al año para apoyar cosas como partidos políticos, sindicatos, movimientos disidentes y medios de comunicación en decenas de países, entre ellos china” (10).

Se desactiva el complot separatista

En abril del 2009, la fuerza especial de la policía boliviana ingresa al hotel Las Américas en Santa Cruz, desarticulando a un grupo armado de mercenarios y paramilitares locales y extranjeros. En esta acción sucumben el rumano Arpád Magyarosi, el irlandés Michael Dwyer y su jefe, el húngaro-boliviano Eduardo Rózsa Flores. Se buscaba capturar a los autores de los atentados terroristas en Santa Cruz (11).

Aportan a demostrar los planes de división y separatismo, las declaraciones en una entrevista inédita (…)

Aportan a demostrar los planes de división y separatismo, las declaraciones en una entrevista inédita a Eduardo Rózsa Flores publicada en la televisión húngara en septiembre del 2008, en la que indica lo siguiente: “Me llamaron para organizar o ayudar a organizar la defensa de la ciudad de Santa Cruz”. Y más adelante señala que “proclamaremos la independencia y fundaremos un país nuevo” (12).

Anteriormente en un discurso en diciembre del 2006, el ex prefecto de Cochabamba, capitán Manfred Reyes Villa, hizo las siguientes declaraciones: “Adelante Santa Cruz con su independencia”, y al mismo tiempo no reconoció el resultado de un referendo donde el departamento rechazó categóricamente la autonomía pro-oligárquica planteada por grupos de poder económico del oriente y de Bolivia (13). Este fue el preludio de un enfrentamiento entre citadinos de clase media y alta inclinados a Manfred contra campesinos y citadinos pobres que apoyan al gobierno de Evo. El ataque efectuado por los primeros ocasionó la muerte de tres ciudadanos bolivianos, entre ellos estuvieron dos campesinos, ciudadanos rurales, y un ciudadano urbano (14).

El periodista Dangl revelo que la USAID en el 2006 entregó más de 4 millones de dólares, a través de ONGs estadounidenses, a sectores de la oposición.

Igualmente relató la denuncia presentada el 2008 por el estudiante norteamericano Alexander Van Schaick que en la embajada de su país fue obligado a realizar espionaje para indagar sobre ciudadanos venezolanos y cubanos.

Además develó la noticia respecto a un mensaje clasificado de la embajada norteamericana a Washington sobre el apoyo a la oposición que busca “contrarrestar al partido radical del Movimiento al Socialismo (MAS) o sus sucesores”.

Estas denuncias fueron desarrolladas por Dangl en un artículo investigativo titulado “Socavando Bolivia, una mirada a la intervención de Washington”, publicado en los medios alternativos estadounidenses Upsidedownworld.org y Progressive.org (15). Del mismo modo se exponen en su libro “El Precio del Fuego: Las luchas por los recursos naturales y los movimientos sociales en Bolivia” (16).

Wikileaks referente a Bolivia

En el ámbito mundial la emergencia de Wikileaks, con Julian Assange, en la transparentación de datos ocultos de la potencia norteamericana han confirmado las certezas de la intrusión.

En el ámbito mundial la emergencia de Wikileaks, con Julian Assange, en la transparentación de datos ocultos de la potencia norteamericana han confirmado las certezas de la intrusión. Se muestran los contactos, envíos de cartas y reuniones entre líderes de la oposición de derechas con la embajada de EE.UU., tal es el caso de la carta enviada en octubre del 2008 por el senador Oscar Ortiz a Condoleza Rice, Secretario de Estado, pidiéndole su intervención para que se comunique con el Presidente Evo con la finalidad de bloquear y llevar al fracaso la aprobación de una nueva constitución en la Asamblea Constituyente. Ortiz en aquel entonces era miembro del partido Podemos de Tuto Quiroga y ahora milita en Demócratas de Rubén Costa (17).

Políticas Neo-colonialistas y Guerra de 4° Generación

La Política norteamericana (…) se puede interpretar como una estrategia de saqueo de los recursos naturales sudamericanos para el beneficio de las empresas transnacionales (…)


La espiral de las intervenciones de EE.UU. tiene su origen en la Doctrina Monroe de 1823, constituida en la base de la política norteamericana colonialista para el hemisferio con su principio de “América para los Americanos”, que hoy en día se puede interpretar como una estrategia de saqueo de los recursos naturales sudamericanos para el beneficio de las empresas transnacionales norteamericanas y sustenta la intervención militar de nuestros territorios (18).


En la actualidad estos conceptos han sido reafirmados y ampliados en los Documentos de Santa Fe(19), desde 1980 hasta el 2000, cuyo nombre se refiere al grupo redactor y al lugar de origen en esta ciudad de EE.UU. Por otra parte debemos tomar en cuenta el Plan Truman (20), con su política de contención a la revolución socialista y a la Doctrina de Seguridad Nacional de la esfera
militar (21), que ven al pueblo, a los trabajadores y a los intelectuales de izquierda como los enemigos internos; ambos enfoques surgieron después de la 2° guerra mundial.

En la década de 1970, se inició la Operación Cóndor, un plan encubierto concertado entre los servicios secretos de espionaje e inteligencia de países sudamericanos con la finalidad de perseguir, detener y exterminar a activistas de movimientos sociales de la izquierda socialista y comunista, asevera Naomi Klein en su libro “La Doctrina del Shock, el auge del capitalismo del desastre” (22). En este terrorífico complot fueron abatidos miles de trabajadores, campesinos, líderes, intelectuales, artistas, religiosos y estudiantes. Esta misión fue instaurada por la CIA y diseñada por Henry Kissinger desde Washington. Así como suministraron un sistema informático de alta tecnología(23).

Hoy en día son imperceptibles pero están latentes las connotaciones de estrategias avanzadas de la Guerra de Cuarta Generación, enmarcadas en la guerra psicológica, la manipulación informativa, la desinformación y el control de los medios de comunicación, con un influjo gravitante en el internet y las redes sociales.

Hoy en día son imperceptibles pero están latentes las connotaciones de estrategias avanzadas de la Guerra de Cuarta Generación (24), enmarcadas en la guerra psicológica, la manipulación informativa y el control de los medios de comunicación, con un influjo gravitante en el internet y las redes sociales; con la mira de la inoculación de la duda, la mentira y el miedo en el cerebro y la mente de las personas de una sociedad.

Despliegue de campañas de des-información orientadas a desprestigiar, calumniar y perjudicar la imagen de líderes políticos y sociales de gobiernos progresistas y movimientos sociales que defienden sus recursos naturales y emprenden políticas libres y soberanas.

Fuente: la-epoca.com.bo
http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=5630



* Luis Fernando Gonzales Guardia es periodista en medios de comunicación alternativos. Tiene formación en Economía.



Twitter: @luis_gonzalesg



Referencias


1.      Luis Gonzales Guardia, “Mega-Espionaje Mundial e Intromisión en Bolivia”, Kaosenlared.net (22 de octubre, 2015), http://kaosenlared.net/mega-espionaje-mundial-e-intromision-en-bolivia.
2.      Periódico El Deber, (21 de Agosto del 2016), p. A6.
3.      Stella Calloni (2009), “Evo en la Mira (CIA y DEA en Bolivia)”, Argentina: Punto de Encuentro, p. 107.
4.      Véase:
a)      Eva Golinger y Romain Migus (2008), “La Telaraña Imperial”, Caracas: Centro Internacional Miranda, 1º Edición, p. 205.
b)     Calloni, op. Cit., p. 105.
5.      Calloni, op. Cit., p. 103.
6.      Ibid, p. 106.
7.      Ibid, op. Cit., p. 121.
8.      Véase:
a)      Eva Golinger y Romain Migus, op. Cit., p. 206.
b)     Calloni, op. Cit., p. 175.
9.      Véase:
a)      Eva Golinger y Romain Migus, op. Cit., p. 51.
b)     Willian Blum, “Estado Delincuente: Guía de la única superpotencia mundial”, Véase el capítulo NED: Caballo de Troya, USA: Common Courage Press (2005), https://williamblum.org/chapters/rogue-state/trojan-horse-the-national-endowment-for-democracy
c)      La Tercera Información y Telesur, “Las agencias de Estados Unidos que sí son amenazas mundiales” (14 de Junio del 2016) http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article104427 , http://www.telesurtv.net/news/Las-agencias-de-Estados-Unidos-que-si-son-amenazas-mundiales-20160607-0051.html


10.   John M. Broder, “Intromisión política hacia afuera: Nada nuevo para USA”, New York Times: www.nytimes.com, (31 de Marzo de 1997), http://www.nytimes.com/1997/03/31/us/political-meddling-by-outsiders-not-new-for-us.html?pagewanted=all
11.   Comisión Especial Multipartidaria de la Cámara de Diputados (2009), “Informe Conclusivo: Terrorismo Separatista en Bolivia”, Bolivia: Vicepresidencia del Estado Plurinacional, 3° Edición, p. 19.
12.   Comisión Especial Multipartidaria de la Cámara de Diputados, op. Cit., p. 37, 39. 
13.   Asamblea Permanente de Derechos Humanos Cochabamba (2008), “El 11 de Enero. Desde la Visión de los Derechos Humanos”, Cochabamba: Editorial Verbo Divino, 1º Edición, p. 48.
14.   Ibid. p. 124.
15.   Benjamin Dangl, "Socavando Bolivia: Una mirada de la intervención de Washington", Upsidedownworld.org (Marzo del 2008), http://upsidedownworld.org/main/en-espatopmenu-81/1151-socavando-bolivia-una-mirada-de-la-intervencie-washington; Progressive.org http://www.progressive.org/news/2008/02/6021/undermining-bolivia
16.   Benjamin Dangl (2009), “El Precio del Fuego. Las luchas por los recursos naturales y los movimientos sociales en Bolivia”, Bolivia: Plural Editores, 1º Edición, p. 294.
17.   Wikileaks, “Bolivia: Presidente del senado pide ayuda a la secretario de estado” (27 de Octubre del 2008), Wikileaks.org, https://wikileaks.org/plusd/cables/08LAPAZ2300_a.html
18.   Véase:
a)      Eduardo Rivas, "Los Condicionantes Externos en los Procesos de Integración: El rol de Estados Unidos de América ante los casos europeo y latinoamericano (Capítulo 1. Los orígenes del integracionismo. La Doctrina Monroe)", Edición electrónica gratuita. Texto completo, http://www.eumed.net/libros-gratis/2007a/256/2.htm
b)     Chomsky, “Las intenciones del Tío Sam”, p. 5, http://www.rebelion.org/docs/3257.pdf
c)      Calloni, op. Cit., p. 189.

19.   Calloni, op. Cit., p. 189.
20.   Pável Blanco Cabrera, "La multipolaridad: ¿dos mundos, o disputa inter-imperialista?", Rebelion.org, (5 de septiembre, 2014), http://rebelion.org/noticia.php?id=189271#sdfootnote1sym
21.   Gregorio Iriarte O.M.I. “Análisis Crítico de la Realidad”, La Paz: Secretariado Nacional de Pastoral Social (SENPAS), 4º Edición, 1989, p.110
22.   Naomi Klein (2007), “La Doctrina del Shock: El Auge del Capitalismo del Desastre”, Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica, p. 128.
23.   Ibid, p. 142.
24.   Eliades Acosta Matos, "Las 4GW como guerras culturales", La Época, ( 4 de Octubre, 2011), http://www.la-epoca.com.bo/index.php?opt=front&mod=detalle&id=933,
              El texto está contenido en el libro “Imperialismo del siglo XXI: las guerras culturales”.